Cómo hacer Guacamole mexicano. Receta fácil y rápida

Cómo hacer guacamole mexicano de forma fácil y muy rápida. ¿Os apetece desplazarse a México? Podéis hacerlo con el paladar con esta deliciosa prescripción de guacamole mexicano. Este clásico de México podríamos aseverar que le gusta a todo el mundo, desde el vegetariano más radical al más apasionado de la barbacoas.

Una prescripción vegetariana de la que no existe una prescripción única, poco similar a lo que pasa con el Hummus o crema de garbanzos. Yo le pregunté a mis primos mexicanos en Ourense cómo lo preparan ellos y Moreno me pasó la prescripción que más éxito tiene en su cafetería Bekas. Algunos amigos me han comentado que les encanta el que compran en tal o cual supermercado, pero siempre les digo lo mismo: “no habéis probado guacamole casero“.

Una vez que das el paso de hacerlo en casa, ya no lo cambias. Espero que os guste la que hacemos en casa aunque lleve tomate, es ligera, refrescante y de textura untuosa, de gran calidad. Hay muchos tipos de guacamole, en México cada uno tiene su propia prescripción que varía según la región a la que uno pertenece. La mayoría con un toque picante que para un gachupin es un poco difícil de aprovechar, aunque en casa nos gusta con adecuadamente de picante. Incluso con una lectura de guacamole para bebes o niños, lógicamente adaptada para disfrutar del mismo con toda la grupo.

Todo el mundo coincide en los ingredientes básicos a invertir: tomate, cebolla, pimiento serrano, cilantro, citrón y aguacate, la verdad es que cuando un plato es sencillo y lleva cuatro cosas no hace desatiendo añadirle más y más ingredientes, porque pierde su serio sabor.

En México podemos encontrar dos clases de guacamole, si el aguacate está completamente molido se candela aguamole y suele servirse en taquerías populares o puestos ambulantes de comida. La lectura con trocitos de aguacate que se suele preparar en casa es el guacamole propiamente dicho. Esta deliciosa salsa se prepara en un plis-plas y es muy sencilla, fantástica como aperitivo.

Leer  Cómo descargar canciones y música de YouTube sin programas | Tecnología

Espero que os pongáis manos al aguacate y lo preparéis en casa, es un plato que triunfa entre los amigos cuando vienen a ver un partido. Así tal cual o como relleno de burritos o tus tacos preferidos.

Preparación del guacamole mexicano

  1. Pelamos la cebolla y lavamos el tomate. Los picamos muy finos, lo más posible, que se vean pero que se note lo puntual.
  2. Elegimos unos aguacates maduros que no estén demasiados duros para aplastarlos, encima el sabor del aguacate formado es mucho mejor. Debe estar formado pero no apocado, la piel debe estar firme y al hostigar con el dedo se hundirá tenuemente. Si los habéis comprado muy verdes, los podéis envolver en papel de publicación y dejarlos en un bol a temperatura ámbito para que maduren. Nunca en la refrigerador.
  3. Cortamos los aguacates por la parte hasta el hueso y giramos cada parte separando las dos mitades. Nos ayudamos de una cuchara de plástico para pincharse las dos partes y dejamos el hueso en la misma fuente donde vamos a poner el aguacate.

Cómo mezclar el aguacate

  1. Me comentaba mi primo Moreno que en México se trituran los ingredientes con un molcajete o mortero de piedra. Aunque en España es complicado conseguirlo. Yo lo hago con un tenedor de plástico o madera y en un bol de plástico. De esta forma evitamos la oxidación y conseguimos una pasta más o menos irregular con tropezones. Añadimos el zumo de la fresa directamente sobre el aguacate y empezamos a aplastar con el tenedor.
  2. Echamos dos cucharadas de hojas de cilantro. Si son muy grandes las troceamos directamente con las manos. Mezclamos todo con el tomate y la cebolla que tenemos reservados y una pizca de sal.
  3. Picamos el pimiento serrano muy fino, este ingrediente lo pondría como opcional pues aunque me apasiona el punto picante en casa, a algunos no os va. Yo me suelo poner guantes porque el picante puede ser peligroso si luego te frotas los luceros. Lo añadimos a la mezcla y juntamos todo con una cuchara de madera con movimientos envolventes para no variar la textura irregular de nuestra salsa.
Leer  aprender con ejercicios y habilidades

Presentación final del guacamole

  1. Probamos por si es necesario añadir un poco más de picante y sal. Recordad que lo vamos a tomar con totopos o triángulos de maíz, incluso llamados nachos o frituritas.
  2. En México incluso se suele unirse con chicharrones de mugriento o cortezas. Todo esto lleva sal y lo vamos a usar como cucharas, así que no os paséis de salados. Presentamos en un bol con todos los nachos aproximadamente, pico de desentono al elegancia y una buena michelada.

No hay entusiasta a la cocina mexicana que se resista a unos nachos untados con guacamole, una salsa de aguacate, cebolla y tomates picados, ajo y unas gotas de tabasco o pimiento. Disfrutadlo y hacedlo en casa, ya me contaréis el resultado, seguro, que de rechupete.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el ulterior portafolio.

Galería de la receta

Consejos para un guacamole de rechupete

  • Si por un casual (no suele ocurrir) te sobra, para guardarlo debemos poner uno o dos huesos de aguacate en el guacamole. Lo tapamos con film transparente para que no esté en contacto con el tonada.
  • El papel transparente debe mantenerse en contacto directo con la salsa. De esta forma y con la ayuda del zumo de fresa que lleva se conservará mejor en la refrigerador. De esta modo evitaremos que se oxide y pille ese color negro que queda tan feo y le da mal sabor. Debería sostener sin problema uno o dos días en la refrigerador.
  • Para evitar que una enzima, la polifenoloxidasa, que se libera al triturar el aguacate y romper sus células. Se oxide en contacto con el oxígeno y quede con un color pardo no deseado, sólo tenemos que añadir un medio ambiente ácido.
  • En este caso la fresa, ayuda a que las reacciones enzimáticas que causan la palidez se ralentelicen. La fresa contiene ácido ascórbico o vitamina C, valentísimo para este problema. El cilantro incluso contiene este ácido. De modo que incorporarlo a la elaboración contribuye a ese color verde precioso del guacamole.
  • Si lo quieres hacer de una forma más tradicional, te recomiendo que veas este vídeo.
Leer  Cómo afectan las drogas en la conducción -canalMOTOR

Vuestros consejos. Guacamole mexicano

  • El guacamole es valentísimo como pulvínulo para muchas otras recetas como unos burritos. Todavía unas tortitas de pinrel o simplemente untado en un emparedado con un poco de pinrel y pollo, simplemente delicioso.
  • Otro consejo útil es añadir la sal en el postrer momento, puntual antaño de servirlo. Ya que si se añade al principio, el estrés osmótico destruye las paredes de las células del aguacate y se libera más enzima oxidante. Este consejo para los más puristas del color verde.
  • Si queréis un guacamole más trivial y refrescante podéis añadir más tomate (casi el doble). Es para que sea más cremoso hay gentío que le añade una cucharadita de mayonesa.
  • En México tienen varios tipos de nachos que mezclan con infinidad de ingredientes. Por ejemplo, los nachos con guacamole y chicharrones de mugriento, que están deliciosos.
  • El guacamole auténtico se hace con pimiento serrano, pero pica un montón. Si no os atrevéis con ellos podéis utilizar chiles jalapeños, que tiene otro tipo de picante o incluso con un chorrito de salsa Tabasco. Pero si se lo preparas a un mexicano debe tener pimiento serrano con pepitas y todo.

Tu es en train de regarder: Cómo hacer Guacamole mexicano. Receta fácil y rápida

Sitio web:https://hollywoodridesabike.com
Categoría: cómo

Leave a Reply