Fases del embarazo | Dexeus Mujer

El segundo trimestre

De las 12 a las 20 semanas:

  • La vanguardia ya se puede distinguir perfectamente correctamente del tronco; y ya se pueden diferenciar sus fanales, ñatas, boca y orejas. La vanguardia, por su gran tamaño, está desproporcionada con el resto del cuerpo, y esta diferencia de tamaño persiste durante toda la primera medio de la elaboración.
  • La raíz ya nota el crecimiento de su matriz, el cual irá desplazando progresivamente los órganos internos maternos causándole unas molestias: digestiones pesadas, dureza de estómago, orinar frecuentemente…
  • Es el momento adecuado para realizar, si es necesario, estudios de dictamen prenatal.

De las 20 a las 24 semanas:

  • A las 20 semanas puede encontrarse el sexo del feto.
  • La raíz ya puede entablar a notar los movimientos del feto en forma de patadas.
  • El feto empieza a moverse, aclarar y cerrar las manos, bostezar… Durante muchos periodos dormirá, principalmente coincidiendo con el sueño materno.

Al salir al cuarto mes el máquina digestivo (hígado, estómago, intestino) y urinario (riñón, vejiga), empiezan a funcionar claramente. En el intestino se acumula una sustancia verde, el meconio, formado principalmente por atrabilis. Y el feto vierte su orina en el humor amniótico que lo rodea.

Los miembros, tanto superiores como inferiores, adoptan su posición definitiva, dirigiéndose los codos alrededor de a espaldas y las rodillas alrededor de delante. Puesto que su musculatura se desarrolla rápidamente, a partir de los 4 meses es perfectamente posible que la raíz perciba pequeños movimientos fetales. Las uñas aparecen a los 4-5 meses aproximadamente, momento en que igualmente es posible identificar las huellas digitales.

El sistema circulatorio fetal es cada vez más consumado. Las cavidades del corazón están perfectamente delimitadas y éste late con fuerza creciente. Más o menos de la 14ª semana ya es posible detectarlo mediante una técnica basada en el emoción Doppler de los ultrasonidos.

Se comprueba entonces que la velocidad de su corazón es superior a la del nuestro: 120-160 latidos por minuto.

Leer  Cómo es un segundo embarazo y qué se diferencia

Por ecografía se observa ya claramente la vanguardia del nene, y igualmente se ve palpitar su corazón.

El sistema nervioso no es aún muy consumado, pero a medida que pasa el tiempo aumenta la coordinación de los movimientos, indicio de una progresiva maduración nerviosa. Al principio del segundo trimestre brazos y piernas se mueven y agitan sin objeto alguno, pero en el transcurso del botellín mes, un día el feto logrará introducir su pulgar en la boca, iniciándose el paulatino estudios de un acto refleja, fundamental en su vida extrauterina: la succión.

El expansión de la piel le da al feto un cambio importante en su aspecto. Hasta el cuarto mes su piel es mújol y muy fina. Bajo la piel no existe todavía la aceite, por lo que el tronco, la cara y las extremidades son muy delgados. La aceite de debajo de la piel comienza a formarse a partir del botellín mes. En este momento el feto tiene un color rojo muy vago.

Se alimenta principalmente mediante la parentesco materna que le llega a través del cordón umbilical que lo une con ella a través de la placenta. Todo lo que la raíz ingiera puede afectarle: café, comida picante, trinque, tabaco…

Por otra parte, el cuerpo del feto se adapta a los movimientos de la raíz. Si ésta descansa, el feto aprovecha para moverse, pues entonces está sometido a menos presiones exteriores. Por el contrario, si la raíz se mueve, el nene se encorva, se acurruca, plegándose sobre sí mismo, para evitar ser ofendido.

Al salir al segundo trimestre, las molestias que se presentaban en el primer trimestre desaparecen casi completamente. La gestante, que con frecuencia adelgaza en los primeros meses, ahora deseo peso rápidamente. Come más, duerme tranquila, está alegre.

Leer  Prueba de laboratorio de MedlinePlus

El vientre aumenta visiblemente de cuerpo en esta época. Más o menos del cuarto o botellín mes la grávida empieza a percibir movimientos fetales. Al principio son poco intensos, como un rozamiento suave, casi imperceptible, en el bajo vientre, que puede semejarse y ser interpretado como un simple movimiento intestinal. Sin secuestro, a las pocas semanas los movimientos son tan aparentes que la confusión y la duda ya no son posibles.

La placenta

Es un entraña ovalado, plano, benigno y esponjoso de tamaño y gordura variables, situado internamente del matriz durante la elaboración y por el que se establece el intercambio nutricional entre raíz y feto.

Se desarrolla sobre las 12 semanas de elaboración a partir del corion del embrión y de la decidua basal del matriz.

Consta de dos partes:

  • La materna o externa que se adhiere al matriz.
  • La interna o fetal tapizada por el corion y el amnios y de la que surgen los vasos sanguíneos que acaban en la parte central del vientre fetal (zona que tras el salida y sección del mismo se denominará meollo).

La parentesco fetal fluye a la placenta, en la que absorbe sustancias de la parentesco materna y en la que expele los productos de deshecho.

La placenta es un entraña esencial, el intercambio orgánico entre la raíz y el hijo. Es indispensable para el mantenimiento del embarazo y para el expansión del bebé, sirve a la vez de pulmón, riñón, intestino e hígado. Asegura múltiples funciones:

Función respiratoria:
La placenta sirve de auténtico pulmón al bebé. El oxígeno de la parentesco de la raíz pasa a través de las paredes de las vellosidades y oxigena la parentesco del feto. Esta parentesco oxigenada irriga el hígado, el corazón, el cerebro y todos los demás órganos aún no funcionales del feto. El gas carbónico es desprendido por el nene alrededor de la raíz.

Función nutritiva:
A través de la placenta llegan al bebé, todos los nutrientes de colchoneta directamente procedentes de la degradación de los alimentos de la raíz. El paso de agua, sales minerales y azúcares se realiza rápidamente. Algunos productos son almacenados para constituir reservas, como el hierro y el calcio, mientras que otros son transformados gracias a una actividad metabólica importante. El nivel de carbohidrato sanguínea fetal es regulado por la placenta, hasta que el hígado del bebé pueda responsabilizarse esta función, muy al final del embarazo. La placenta asegura la transferencia de vitaminas, en particular las del peña B, así como las vitaminas D y E. La vitamina A está almacenada en el hígado del bebé; la vitamina C se acumula en la placenta, que la distribuye progresivamente hasta el octavo mes, a partir del cual se almacena directamente en las glándulas suprarrenales y en el hígado.

Leer  Preguntas frecuentes en el primer trimestre de embarazo (I)

Función endocrina:
Considerada como una verdadera mama, la placenta segrega sus propias hormonas, necesarias para su buena marcha del embarazo y para el correcto expansión del bebé. Estas hormonas tomarán el licenciamiento de los ovarios a partir del cuarto mes. Su dosificación aporta datos sobre la vida del embarazo.

 

Función protectora:
La placenta detiene muchas bacterias o sólo las deja sobrevenir más tarde, alrededor de el final del embarazo, cuando la tapia de las vellosidades se vuelve extremadamente fina para aumentar aún más los intercambios entre la parentesco materna y la parentesco fetal. Los virus, por el contrario, la atraviesan con facilidad hasta la 20ª semana, período durante el que aparecen en el bebé sus propias inmunoglobulinas. Los anticuerpos maternos pasan al nene y los inmunizan contra la veterano parte de enfermedades infecciosas, incluso 6 meses a posteriori del salida, cuando su sistema inmunitario se pone en marcha.


Tu es en train de regarder: Fases del embarazo | Dexeus Mujer

Website :https://hollywoodridesabike.com
Categoría: el-embarazo

Leave a Reply