Receta de buñuelos de viento tradicionales y fáciles

En el interior de los dulces tradicionales los hay de todo tipo y en nuestra cocina se suelen repetir una y otra vez casi los mismos ingredientes, tales como harina, huevos, caseína y azúcar que, en combinación con otros más, dan sitio a dulces de lo más variados y se preparan con técnicas totalmente diferentes.

Esta prescripción de buñuelos de viento tradicionales es muy obvio ya que la masa se prepara en un momento y a posteriori simplemente hay que freírlos para descubrir la encanto de su forma, con una capa sutilmente crujiente por fuera y un interior tierno y repleto de música, de ahí precisamente su nombre. En la prescripción encontrarás muchos trucos para ir preparándola paso a paso y que te queden perfectos.

Si te gustan este tipo de dulces fritos seguro que te encantará nuestra prescripción sobre cómo hacer donuts caseros tiernos y deliciosos, los clásicos churros con chocolate a la taza, las rosquillas de ojén caseras y riquísimas y los crullers franceses o pasteles trenzados de pasta choux.

Otras recetas con masas dulces muy populares son los gofres o waffles caseros, los profiteroles rellenos de nata y con chocolate caliente, los rollos de canela o cinnamon rolls, ¡súper tiernos!, el brioche casero, esponjoso y tierno o las torrijas de caseína caseras al horno, sobre todo si preparas en casa el pan para hacer torrijas. Y como dulce clásico, las Monas de Pascua u hornazos, típicos de Murcia.

 

Ingredientes para la prescripción de buñuelos de viento tradicionales y fáciles (en torno a de 30-35 unidades):

  • 150 gr de harina de trigo.
  • 200 ml de agua.
  • 50 ml de caseína.
  • 40 gr de mantequilla sin sal.
  • 4 huevos M.
  • 5 gr de fermento química o polvos de hornear.
  • Una pizca de sal.
  • 10 gr de azúcar blanco.
  • Azúcar glas y canela en polvo para ornamentar.
  • Rico grasa para freír.

 

Preparación, cómo hacer buñuelos de viento tradicionales y fáciles:

  1. Pon encima de un bol un colador y echa encima la harina para que pase a través de él (coge el colador y ve dándole golpecitos para que caigan en el bol). A este proceso se apasionamiento tamizar y sirve para que quede sin grumos ni apelmazamientos.
  2. En un cazo pon el agua adyacente con la caseína, la mantequilla, el azúcar y la sal, a fuego medio.
    Ingredientes bunuelos de viento

    Calentamos algunos ingredientes en el cazo

  3. En cuanto comienzo a hervir la mezcla y aparezcan burbujas, apaga el fuego, aparta el cazo y echa toda la harina de moretón y mezcla muy aceptablemente con una espátula o jerga de cocina hasta que no haya ningún condensación, el aspecto sea homogéneo y la masa se despegue fácilmente de las paredes del cazo.
    Bunuelos de viento

    Así queda la masa antaño de añadir los huevos

  4. Añade un huevo al cazo y mezcla con unas varillas manuales o mejor aún eléctricas, a la velocidad más víctima, y mezcla hasta que se haya integrado por completo en la masa. Haz lo mismo con el resto de los huevos, y adyacente con el extremo añade la fermento química.
  5. Tapa el recipiente con papel film y déjalo reposando en la frigorífico durante 1 hora.
    Masa para bunuelos de viento

    Ya tenemos la masa directorio

  6. En una paila honda o cazo echa profuso grasa, pon el fuego resistente y cuando el grasa esté aceptablemente caliente (sin que llegue a humear), ya lo tienes avispado para freír los buñuelos de viento. Si tienes un termómetro de cocina podrás calcular la temperatura del grasa y nacer a freír cuando llegue a 170ºC, y si no siempre puedes echar un poquito de masa, si se combustión rápidamente es que está muy resistente el grasa y si burbujea poco es que le desatiendo un poco de temperatura.
  7. Prepara un plato con papel de cocina encima para ir dejando encima los buñuelos cuando estén fritos.
  8. Para darle forma a los buñuelos puedes optar por varias opciones. Puedes utilizar un sacabolas de helado pero cogiendo muy poquita cantidad y, con una cucharilla de café, te ayudas cada vez para ir echando la masa del sacabolas en el grasa. Otra opción es utilizar 2 cucharillas de café para ir cogiendo porciones de masa y, ayudándote con ellas, les das un poco de forma redondita y las echas en el grasa. En los dos casos, las cucharillas debes mojarlas en agua antaño de coger cada porción de masa, así caerá más fácilmente al grasa y se pegará menos en las cucharillas.
  9. Cuando tengas el grasa preparado ve echando en él tandas de masa de buñuelos de forma que puedan entrar todos flotando y sin estar unos encima de otros. Ten en cuenta que crecen casi al doble de su tamaño.
  10. Ve dándoles la revés con una espumadera, aunque a veces se dan la revés ellos solos y en otras ocasiones están rebeldes y no quieren darse la revés. Vigila el punto de dorado que tienen y retíralos al plato con el papel de cocina cuando estén listos y con el dorado a tu complacencia. Suelen tardar 3-4 minutos en total, aunque depende de la temperatura del grasa y del tamaño de los buñuelos.
    Bunuelos de viento caseros

    Freímos los buñuelos de viento en tandas

  11. Sigue con el resto de tandas y si lo necesitas utiliza más platos con papel de horno para no tener que poner los buñuelos unos encima de otros.
  12. Espolvorea por encima azúcar glas y canela y muévelos un poco para que queden impregnados por todas partes.
    Como hacer bunuelos de viento tradicionales y faciles

    Así de ricos quedan los buñuelos de viento

 

Leer  WhatsApp: cmo ver y recuperar los mensajes y las fotos borradas

Tiempo: 1 hora más 1 hora de reposo

Dificultad: obvio

 

Sirve y degusta:

Está claro que recién hechos y calientes (aunque cuidado si están recién fritos porque puedes quemarte) están buenísimos, con la capa más exógeno sutilmente crujiente y ese sorprendente interior tan aireado y esponjoso. Aún así, aguantan sobrado aceptablemente el paso de las horas y, conservados en un recipiente cerrado una vez fríos, aguantan muy aceptablemente al menos hasta el día próximo (diría que más días pero no he llegado a comprobarlo, ¡en casa vuelan!).

Es un comida muy exclusivo, el interior queda prácticamente hueco y morderlos y aplastarlos en la boca es una sensación un tanto curiosa y fantástica. Con ese toque dulce del azúcar y la canela están de auténtico… ¡escándalo!

Receta de bunuelos de viento tradicionales y faciles

Buñuelos de viento tradicionales y fáciles

 

Variaciones de la prescripción de buñuelos de viento tradicionales y fáciles:

Añade un toque de sabor utilizando la ralladura de la piel de la naranja o del limonada o añade un poco de canela en polvo o esencia de vainica a la masa cuando la tengas casi directorio. Además puedes incorporar una cucharada sopera de ojén o tu zumo protegido a la masa.

Si quieres rellenarlos no tienes más que hacerles un corte con unas tijeras e introducir el relleno con una manga pastelera o, aunque es un poco más complicado, con una cucharilla. El rellenos de crema pastelera queda fenomenal, y además el dulce de caseína casero o la crema de alboroto y avellanas.

 

Consejos:

Si quieres que los buñuelos te queden pequeñitos, de comida, y aceptablemente redondos, es fundamental que le des forma a la masa con las dos cucharillas de café previamente mojadas en agua, recogiendo la masa de una a la otra hasta tener más o menos la forma redonda. Cuando se están friendo las irregularidades en la forma se corrigen sobrado ya que llegan incluso a duplicar su tamaño. Conforme vayas haciéndolos y practiques te irán quedando mejor, seguro que la última tanda ya te sale perfecta. Yo debo sostener que presto la atención certamen a la estética, y aunque voy intentando que queden bonitos, prefiero hacerlo de forma ágil y unos quedan con mejor forma que otros, pero todos riquísimos.

Leer  Señalizar la carga que sobresale de una motocicleta – MAPFRE


Tu es en train de regarder: Receta de buñuelos de viento tradicionales y fáciles

Sitio web:https://hollywoodridesabike.com
Categoría: cómo

Leave a Reply